Konther creatures

VI. El lobo feroz

Ha pasado el verano, pero no para los humanos de las capitales que se encuentran en una época confusa y combulsa a causa de los Konther.

¿Volvemos al principio un momento?

Los Konther son la propiedad de los Konth. Tras ganar la guerra contra los humanos, los Konth construyeron murallas alrededor de las grandes capitales para definir los territorios que gobernaban. Aquellos que no se sometían a las leyes de los gobernantes, eran expulsados al exterior de las murallas. Un territorio en el que habitan animales hambrientos y las condiciones climatológicas son hostiles.

Pero los Konth quisieron mostrar benevolencia a estos salvajes del extrarradio: si se entregaban como “jugadores” y competían en las arenas en su nombre, les darían el perdón. Al jugador e incluso a toda su familia.

Un ocio muy extendido entre los Konth durante ciento cincuenta años por los Tuth, los fieles al rey Tuthmestian. Los primeros colonizadores: el rey Tuthmestian no sólo encontró la Tierra, sino que la salvó de un inminente colapso climatológico y de una emergencia de recursos. Los generales de Tuth fueron recompensados con el gobierno de las capitales.

Sin embargo, después de trescientos años en la Tierra, los Konth de tercera generación en la Tierra apoyan a la reina Shifkasui, quien ha otorgado la autonomía a los humanos y les ha concedido el derecho de autogobernarse. Y entre sus leyes, está la abolición de la Arena, es decir, de usar a los Konther como jugadores.

Los Tuth y los Sifkha son facciones políticas de la raza Konth. Existen otras tantas, pero son estas las que afectan directamente a Eileen y a Eric. Una Konther experimentada en combate, de las más fuertes, y Eric un agente de paz cuyo único cometido es cumplir las leyes.

En el último capítulo, las leyes habían puesto en conflicto a ambos personajes. A pesar de todos los esfuerzos de Eric, no puede ver esperanza en Eileen. Ella no es humana. Ya no. ¿Por qué esforzarse? Y más después de haber leído esos informes… Ese informe en el que dice que Eileen mató a Brianna Star. Aunque Eileen lo niegue. Los informes lo dicen.

¿Qué palabra prevalecerá?

La Caperucita
“¿Quién es?” preguntó la abuelita. “Caperucita Roja,” contestó el lobo. “Traigo pastel y vino. Ábreme, por favor.” – “Mueve la cerradura y abre tú,” gritó la abuelita, “estoy muy débil y no me puedo levantar.” El lobo movió la cerradura, abrió la puerta, y sin decir una palabra más, se fue directo a la cama de la abuelita y de un bocado se la tragó. Y enseguida se puso ropa de ella, se colocó un gorro, se metió en la cama y cerró las cortinas.

One thought

  1. Un episodio muy prturbador. desde el momento en que notan como excitan su líbido de algun modo, y por el título me lo veia venir. pero auna si cuando sucede…

    Cada vez odio más a los Konth.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s