Relato: Barceloba

El diablillo de hoy es el de la tentación.

Marc, padre de familia recién divorciado, conoce a Freya, joven impulsiva que guarda un secreto. La Barcelona de esta historia, canalla y nocturna, a veces surrealista, está llena de espacios singulares y personajes extraños. En su viaje iniciático de la mano de Freya, Marc conocerá un mundo de personas-bestia donde nadie, ni siquiera él mismo, muestra su verdadero rostro.

Un relato ligero que combina urban fantasy y erótica para los calores veraniegos.

Me enamoré de Freya en una noche de luna llena. Fue uno de esos personajes surgido de una combinación de casualidades (un ejercicio de escritura, el nombre de una diosa escandinava, una noche de insomnio) que decide cobrar vida propia y atrapar al autor en la telaraña de su historia.

Con Freya (la loba) venían también Marc (el corderito), y Klaus (el tigre). Luego surgió Eva (la serpiente). Mucho más tarde, Héctor (el pulpo) y otros personajes que no han tenido cabida en este relato, pero que están ahí, en la periferia de lo no-dicho, habitando el mundo de Barceloba. Cada uno de ellos encarna una bestia salvaje y una forma de sexualidad. Cada uno tiene su propia historia y su relación particular con Freya.

Este es uno de los rostros que busqué para Freya.

Pronto, las relaciones entre los personajes, y de éstos con una Barcelona nocturna, exótica y estilizada, fueron ramificándose y tuve la tentación de convertir esta historia en una novela corta. Con esa idea rondándome la mente, decidí presentarme al concurso Empotradoras, que buscaba visibilizar la literatura erótica de género fantástico.

Desarrollé personajes, busqué lugares, inventé nuevas escenas. Incluso empecé a escribir un spin-off sobre el primer encuentro entre Freya y Héctor en Formentera, mencionado sólo de paso en el relato final. Éste, por cierto, terminó superando el límite de extensión del concurso en más de 3000 palabras. Aunque no sirviera para el concurso, disfruté enormemente escribiéndolo, y también exploré mis límites, ya que era mi primera incursión en la literatura erótica.

El loft de Héctor, el hombre pulpo.

Podría bombardearos con fichas de personajes, anécdotas e imágenes, pero no lo haré, porque este es un relato ligero, de calorcito y diversión, y quiero que el post también lo sea.

El interior de La Fábrica, el estudio de arquitectura donde trabaja Marc y que Freya irá a fotografiar de noche.

Sólo un apunte: Freya, diosa escandinava de la libertad, el atrevimiento y el riesgo, es también quien da nombre al viernes (Freitag o Friday), día que da entrada al fin de semana. Su diminutivo, Frei, significa “libre” en alemán. Y es que esta es una historia sobre la libertad de elegir nuestra propia vida, la valentía de mirar dentro de nosotros mismos y descubrir quién somos realmente, y el atrevimiento de mostrárselo al mundo.

“Eso me gustaría saber a mí, estuve a punto de responderle, qué coño hago aquí, enmascarado y flirteando con el hombre pulpo. Pero me callé a tiempo. Porque tenía razón. Porque había llegado hasta allí persiguiendo a Freya, como la había perseguido hasta el corazón del bosque, como la seguiría a dónde hiciera falta.” 

Barceloba

También tiene serpientes, guaperas nórdicos y sexo inter-especies. Porque me gustan estas cosas, qué se le va a hacer.

Como el relato me ha salido un poco largo y quiero mantener el espíritu breve de Fast Fiction Penny, os lo presento dividido en dos partes, de unas 4000 palabras cada uno. Para los que se atreven con los recorridos largos, también os doy la opción de descargarlo entero.

Portada hecha con Desygner.

Aquí, en el blog, tenéis el archivo en PDF. En Patreon podéis encontrar el relato en formato EPUB y MOBI, y en Wattpad como cuerpo de texto.

Y si, como a mí, os gustan las serpientes y los guaperas nórdicos, en este mismo blog podéis encontrar los relatos Perdida (para lo primero) y Sangre de mi sangre (para lo segundo), donde aparecen estos elementos con su correspondiente carga erótica. Para el sexo inter-especies, podéis encontrar en la antología benéfica Animal, Animalis, Animali que narra la historia de amor entre un calamar y una sirena. Porque los tentáculos también molan. Y porque, en verano, el sexo apetece más.

3 thoughts

  1. La segunda parte se queda para la tarde… pero esta 1ª me suena demasiado de cosas que me han contado. y me refiero a las quejas de divorciado. Freya desde luego es una loba y una que más que seducir, hipnotiza. temo por él… aunque lo mismo se lo busca el solo

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s