Otra Dragonada. Capítulo 4.

¡Y ya vamos por el cuarto capítulo de Otra Dragonada! ¿Quién nos iba a decir a nosotros que llegaríamos hasta aquí sin perder el aliento?

¿Repasamos lo que tenemos entre manos?

El caballero Ululato

En el capítulo anterior asistimos al interrogatorio que los verdugos del castillo le hicieron al escudero Alan. Al no conseguir los resultados que esperaba a Lady Citronella se le fue la cabeza y sacó su lado más sádico. No parece que su comportamiento de psicópata sanguinaria le diera muy buen resultado ya que, finalmente, no consiguió la información que quería y cada vez se le complican más las cosas.

—Decidme, verdugo, ¿ha confesado ya el malnacido truhan?—pregunta la señora con un gesto de disgusto pintado en el rostro. Está claro que no le gusta estar en los insalubres sótanos del castillo, rodeada de mugre y humedad. El hedor a sangre y excrementos es insoportable. Solamente unas criaturas simiescas, sin apenas intelecto y embrutecidas por el sadismo como los verdugos son capaces de soportar semejante inmundicia y horror.

Capítulo 3 de Otra Dragonada.

¿Cuál será su siguiente movimiento en esta peculiar partida de ajedrez?

Al parecer, Ululato y Filomena van a continuar teniendo un papel principal en los planes de la señora del castillo. Ya hemos visto que a la dama no le tiembla el pulso a la hora de acabar con los que se le oponen. ¿Será ese el caso del vocero y la criada o seguirán siendo peones en el tablero de Lady Citronella?

En este capítulo conoceremos también a la joven Micaela, que ha partido de la remota aldea de Evantil rumbo a la ciudad de Carcanás para comprar y vender las mercancías que suponen el sustento de su pueblo. Me parece a mi que esta chica va a tener muchas cosas que decir en esta dragonada.

Entre los escarpados montes de la región de Aravalli, escondida de las miradas de los curiosos viajeros, se halla la pequeña aldea de Evantil. Nadie se atreve a adentrarse en las inmediaciones de sus bosques y sus ríos pues de todos es sabido que, desde hace muchos años, un temible dragón habita en una de las numerosas cuevas de las montañas que rodean el pueblo, atemorizando con su cruel fiereza a las buenas gentes que allí moran.

Inicio del Capítulo 4 de Otra Dragonada.

Veamos si el trobador sobre esta historia nos da la razón :

Adjunto en PDF os podéis decargar el cuarto capítulo de “Otra Dragonada: El caballero Ululato”. En nuestro Patreon podréis descargar de manera gratuita las versiones EPUB y MOBI. En Wattpad lo encontraréis como cuerpo de texto.

¡Un nuevo caballero andante ha llegado a Fast Fiction Penny!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s